Home INTERNACIONAL El poder del Clan del Golfo en Colombia
INTERNACIONAL - 27 de octubre de 2021

El poder del Clan del Golfo en Colombia

Luego de que medios nacionales e internacionales dieran la noticia de la captura de Otoniel, líder del Clan del Golfo, en una zona selvática en el occidente de Colombia, quien era el “hombre más buscado” y lideraba una organización integrada por unos 6.000 hombres.

Aunque analistas señalan que su captura no se puede comparar con la de Pablo Escobar, la verdad es que no se puede desconocer el poder que la organización ostentaba hasta este fin de semana.

Autoridades locales señalaron que el Clan del Golfo, también conocido como Autodefensas Gaitanistas, Los urabeños o Clan Úsuga; tenía el control del tráfico de drogas a través del golfo de Urabá, un corredor estratégico ubicado en el noroeste de Colombia.

De acuerdo con la Policía Nacional y la Fundación Paz y Reconciliación, el Clan del Golfo es la organización criminal con mayor control territorial en el país. Según sus reportes, tienen presencia en 211 de los 1.103 municipios que hay en Colombia y se estima que miles de hombres actuaban bajo el liderazgo de alias Otoniel, la mayoría de ellos exmiembros de la extinta guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL) y las autodefensas.

El propio Dario Antonio Úsuga, alias “El Otoniel” fue parte del EPL, cuando este grupo guerrillero se deshizo en 1991, decidió cambiar de bando: se hizo miembro de las autodefensas que ocuparon la región de Urabá, en el noroccidente de Colombia.

Fue en esa región donde ingresó a la organización que lideraba Daniel Rendón, alias Don Mario, un hombre cercano al paramilitarismo y que había tomado el control de esa zona que había sido abandonada primero por el cartel de Medellín, tras la muerte de Escobar en 1993, y después por las autodefensas cuando se desmovilizaron en 2003.

Este fue el lugar donde el Clan del Golfo, primero con don Mario (capturado en 2009) y después con Otoniel, durante casi una década logró mantener su dominio, gracias a su relación con varios capos del narcotráfico mexicanos, logró también, sacar toneladas de cocaína hacia México.

De acuerdo con el relato de las autoridades colombianas, se estima que la mitad de las exportaciones de cocaína que salen de Colombia hacia otros países era controlada por el Clan del Golfo. Allí también, según funcionarios de la policía local, tienen el dominio sobre el paso de los migrantes que ocurre en la frontera entre Colombia y Panamá durante su tránsito por el Tapón del Darién.

De acuerdo a la oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, los cultivos de coca en Colombia se triplicaron, pasando de 50,000 hectáreas en 1995 a 140,000 hectáreas el año pasado. Dejaron de importar la hoja de coca desde Perú y la empezaron a cultivar, producirla y exportarla. Eso explica que la estrategia de grupos como el Clan del Golfo, heredada del paso por los paramilitares y las guerrillas en este rubro, sea controlar los territorios donde se produce la coca y por donde se exporta, aunque eso signifique una menor rentabilidad económica, define aún más el poder de control sobre el territorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

México envía combustible a Cuba, tras fuerte incendio.

La SENER anunció en un comunicado que envió ayuda humanitaria a Cuba, tras el incendio de …