Home INTERNACIONAL Niña sobrevive al tiroteo en primaria de Texas fingiendo estar muerta
INTERNACIONAL - 27 de mayo de 2022

Niña sobrevive al tiroteo en primaria de Texas fingiendo estar muerta

Miah Cerrillo, de 11 años, sobrevivió al tiroteo de la en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas , al untarse sangre de su amiga Amerie y hacerse la muerta, mientras Salvador Ramos disparaba y asesinaba a 19 niños y dos maestras, el martes 24 de mayo.

Miah vio a su amiga llena de sangre y se la untó para simular que estaba muerta, señaló su tía Blanca Rivera. La niña tenía fragmentos de bala en la espalda, pero ya fue dada de alta del hospital.

Ella fue testigo de cómo Salvador Ramos, de 18 años, mató a tiros a sus maestras y compañeros de clase en la primaria Robb en Uvalde el martes. Su tía Blanca Rivera le dijo a Click 2 Houston que Miah “vio a su amiga llena de sangre, y ella se puso sangre y se la untó”.

Todas las víctimas de Ramos estaban en la misma clase de cuarto grado. Ahí encontraron a Miah bañada en sangre y con restos de balas, salpicada de fragmentos de huesos, inerte, con los ojos abiertos de par en par. Cuando vio a su padre entró en pánico. La metieron en un autobús amarillo y la llevaron al hospital y cuando le limpiaron la sangre de los niños muertos se dieron cuenta de que no tenía balas en el cuerpo.

La pequeña contó que Ramos les dijo: ‘Van a morir”, antes de iniciar el tiroteo. Entonces Amerie sacó su celular y marcó al 911, sin embargo el asesino, en lugar de quitárselo y romperlo, le disparó.

El diario The Daily Beast indicó que durante los 45 minutos que el asesino estuvo dentro de esa aula, Miah vio cómo ejecutaba a sus compañeros de clase y a su maestra, pero pensó rápido y permaneció inmóvil bajo los cadáveres. Después del tiroteo, la policía intentó que Miah contara algo sobre lo sucedido en el aula, pero no pudo hablar. Fue hasta el anochecer cuando lloró y gritó temerosa de que la encontrara el hombre del rifle.

No puede dormir porque teme que la encuentre durante sus sueños y se despierta asustada si cabecea, indicó. Miah Cerrillo vivió el infierno en su clase de siempre, donde las risas se convirtieron en gritos, llantos y miedos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Arrancan pavimentaciones en colonias Che Guevara y 8 de Junio

María Soledad Acosta lleva 17 años viviendo en la calle Enero de la colonia 8 de Junio, un…