Home NACIONAL Presidente insiste en que Tren Maya no dañará el medio ambiente
NACIONAL - 17 de julio de 2021

Presidente insiste en que Tren Maya no dañará el medio ambiente

El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que el Tren Maya utilizará el derecho de vía existente, por lo que no intervendrá ni dañará el ecosistema del sureste del país.

En conferencia de prensa matutina detalló la ruta de mil 554 kilómetros que recorrerá a través de los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Recordó que las 19 estaciones se ubicarán en Palenque, Tenosique, El Triunfo, Escárcega, Edzná, Campeche, Mérida, Izamal, Chichén-Itzá, Valladolid, Nuevo Xcán, Cancún Aeropuerto, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Tulum, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, Chetumal y Xpujil.

Explicó que Mota-Engil, Grupo Carso, Grupo INDI e ICA tienen avances importantes en la construcción de sus respectivos tramos.

Uno de los beneficios que traerá el Tren Maya, dijo, es la edificación del aeropuerto en Tulum con capacidad para recibir cuatro millones de turistas.

Refirió que estos proyectos, junto con la rehabilitación del Puerto de Coatzacoalcos y la vía de Ixtepec que conecta los límites con Guatemala, ayudarán a detonar el desarrollo en el sur.

Sin embargo, organizaciones como Green Peace, indican que al menos una decena de organizaciones civiles y comunidades se han visto afectadas, ya que aunque afirman que no producirán daños en el medio ambiente, se niegan a realizar estudios técnicos e informar a la sociedad con más detalles y datos sobre este punto.

De acuerdo con un informe técnico que realizó la Cámara de Diputados en septiembre de 2019 sobre el Tren Maya, no hay información suficiente para establecer un grado del daño medioambiental pero, de acuerdo con su análisis, las afectaciones que podría presentar este proyecto son colaterales, como la pérdida de vegetación por el desmonte y el despalme.

La hidrología también podría sufrir daños tanto a nivel superficial como subterráneo, y cambios en las corrientes naturales de las aguas; ya que existe riesgo de contaminación de cursos tanto superficiales como subterráneos a causa de sustancias vertidas por accidente o por un mal tratamiento de residuos, y pérdida y/o fragmentación de hábitats, que no siempre se solucionan con corredores biológicos.

Las obras y el funcionamiento del tren pueden además, producir alteraciones en el comportamiento de la fauna de la zona; riesgo de incendios tanto durante la construcción de las infraestructuras como durante el tránsito de trenes. Además la vía del tren, podría interrumpir los corredores biológicos naturales de especies que transitan en los diversos tramos de la ruta.

Existe una vía por la que las comunidades directamente deben ser informadas sobre este tipo de proyectos, que es la consulta indígena (diferente a la consulta ciudadana que instauró la administración de Andrés Manuel López Obrador), la cual es un Derecho Humano reconocido para los pueblos indígenas.

Sin embargo, este proceso participativo, que se llevó a cabo entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre 2019, no se apegó a los mínimos establecidos por la normatividad internacional, principalmente lo establecido por el Convenio 169 de la OIT de consultas indígenas, e incluso fue cuestionado por la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien señaló que no se había cumplido con todos los estándares internacionales en la materia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Buscan el cumplimiento de reparto de utilidades para los trabajadores en Guanajuato.

Con el objetivo de que las empresas instaladas en Guanajuato cumplan con el reparto de uti…