Home ESTATAL Buscan diputados ampliar la definición de violencia obstétrica.
ESTATAL - 18 de junio de 2020

Buscan diputados ampliar la definición de violencia obstétrica.

El Pleno del Congreso local aprobó reformas a la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia para el Estado de Guanajuato con el objeto de ampliar la definición de violencia obstétrica e incluir la violencia institucional.

Con estas reformas se establece que violencia obstétrica es toda acción u omisión por parte del personal médico o administrativo perteneciente a los servicios de salud públicos y privados del Sistema Estatal de Salud, que violente los principios rectores que señala el artículo 3 de la ley, o bien, que dañe física o psicológicamente, lastime, discrimine o denigre a la mujer durante el embarazo, parto o puerperio; así como la negligencia médica, negación del servicio y la vulneración o limitación de los derechos humanos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Mientras que la violencia institucional serán los actos u omisiones de las personas que tengan el carácter de servidores públicos que discriminen o tengan como fin dilatar, obstaculizar o impedir el goce y ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, así como su acceso al disfrute de políticas públicas destinadas a prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia.

Para hablar a favor del dictamen hicieron uso de la voz las diputadas María de Jesús Eunices Reveles Conejo y Katya Cristina Soto Escamilla.

María de Jesús Eunices Reveles Conejo indicó que de aprobarse el dictamen se estaría dando una amplitud en el tiempo a aquellos actos u omisiones que se puedan considerar como violencia obstétrica. De igual manera, afirmó que, al incorporarse el concepto de violencia institucional, se estaría atendiendo una de las violencias más graves, debido a la impunidad que existe en el tema.

“Este dictamen es de una gran trascendencia para nosotras las mujeres al lograr visibilizar estos dos tipos de violencia que sufrimos día con día”, indicó

Por su parte, Soto Escamilla manifestó que, si bien eran indudables los avances construidos como sociedad en materia de igualdad de derechos y oportunidades para hombres y mujeres, también lo era que muchas mujeres seguían sufriendo la violencia como parte de su lucha cotidiana.

En ese sentido, apuntó que para erradicarla el primer paso consistía en definirla y detectarla, pues sólo así se podrían diseñar acciones efectivas para prevenirla y eventualmente eliminarla de la realidad de las guanajuatenses.

“Estamos comprometidos con la construcción de una sociedad sin violencia y sin discriminación en contra de todas las mujeres, desde el primer momento y durante toda su vida. En este camino, más allá de los colores o las ideologías, respaldamos los esfuerzos y las aportaciones que ayudan a acercarnos a esa meta”, enfatizó Reveles Conejo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Le dictan 13 años de prisión por asesinar a un vecino

Un hombre de 38 años aceptó su responsabilidad por el delito de homicidio y fue sentenciad…